Gran Logia de Canarias

Grand Lodge of Canary Islands, Spain == Grande Loge des Îles Canaries, Espagne

Qué es la masonería

Publicado por el 8/07/2009. Categoría:

Puede resultar una tarea enorme pretender definir una institución cuyo raro destino ha sido tener difamadores y halagadores en grado extremo, pasando por alto que su historia forma parte de la historia de la humanidad y está íntimamente unida a ella; y que ésta no podrá entenderse cabalmente si no se la tiene en cuenta.

La Masonería es una institución distinta a las que conocemos en nuestra vida común. Posee características propias que la distinguen del resto de otras organizaciones, que le dan un carácter peculiar y que hacen que se la ame o se reniegue de ella con la mayor intensidad.

Generalmente los hombres se agrupan en sociedades por identidad de objetivos, por ideas comunes o por intereses compartidos. Ninguno de estos motivos se encuentra presente en los principios y fundamentos de la Orden Masónica. Ella reúne a individuos de distintas religiones, diferentes ideas políticas, desiguales niveles culturales, intelectuales, sociales y económicos. Esto es, distintas formas de pensar y de vivir. A todos ellos los une la común idea de Igualdad, Libertad y Fraternidad que cada uno debe aprender, asimilar y desarrollar empleando los métodos que la institución propone.

A la masonería no le interesa la uniformidad de pensamiento de sus miembros; su objetivo es plasmar hombres libres, dignos, responsables, fraternos, solidarios, justos, puros y limpios en sus ideales, generosos en los campos de la vida. Que cada uno desarrolle su propia personalidad, tenga su propia opinión sustentada en el conocimiento, y pueda llegar a la verdad teniendo como apoyo la razón humana, basada en la ciencia.

Hay quienes sostienen que la Masonería “es un sistema de moral, velado por alegorías e ilustrado con símbolos”, complementaria de esta definición agregamos como más abarcativa aquella que dice: “la masonería es una actividad emprendida por hombres íntimamente unidos que, empleando formas simbólicas sacadas principalmente del oficio de albañil y de la arquitectura, trabajan por el bienestar de la humanidad, esforzándose por mejorarse a sí mismos y mejorar a los demás, con objeto de constituir una liga universal de la humanidad, de la cual creen ser actualmente una pequeña representación.”

En materia de definiciones la institución guarda un profundo respeto por la diversidad de opiniones, considerando sustancial aquellos puntos que la definen indubitablemente y que sin pretender ser exhaustivos pasamos a enumerar.

Institución Iniciática

A la Masonería se accede mediante la iniciación, entendiendo a ésta como un proceso personal, activo y permanente, destinado a impulsar el desarrollo interior de cada uno de los que a ella ingresan.

La iniciación masónica pone a trabajar nuestra propia iniciativa sin imponerse jamás, hay que descubrirla por sí mismo. La iniciación debe elaborarla cada uno en su fuero íntimo y el mayor apoyo que recibimos en nuestra tarea es la tolerancia de nuestros iguales, la fuerza de nuestros ritos y el significado de los símbolos.

Lo iniciático es un compromiso personal y no una situación formal, así debe entenderse que nadie puede hacer un iniciado; él es quien se incorpora a la humanidad a través de lo formal del rito.

Institución Simbolista

La Orden emplea el método simbólico para la transmisión de sus enseñanzas, utilizando herramientas de la albañilería a las que les confiere distintas virtudes y atributos que ayudan a comprender y desarrollar el profundo significado de su mensaje. Pero los símbolos tienen sus propias limitaciones. El simbolismo se opone a toda reducción de los fenómenos a una sola causa, a un solo aspecto, a un solo sentido; ya que esta reducción engendra las ideologías, es decir, el culto a una única idea y, en consecuencia, conduce al totalitarismo y a la ideocracia.

El simbolismo es una de las peculiaridades que caracterizan y distinguen a la masonería especulativa, poseyendo los símbolos una explicación racional y lógica que facilita el entendimiento de su mensaje. La construcción del templo de Salomón es uno de los principales símbolos dentro de la enseñanza masónica; desentrañar su mensaje, un desafío permanente lanzado a los estudiosos.

Institución Docente

En su carácter de tal, la Orden se propone la investigación de la verdad, la perfección del individuo y el progreso de la humanidad. Propone la investigación de la verdad porque, contrariamente a lo que ocurre en otras instituciones, no posee ninguna verdad revelada que pueda transmitir, y es lo suficientemente humilde como para reconocerlo y estimular a sus adeptos a que por medio de la investigación, la estudien en profundidad. Que, en lo posible, lleguen a establecer la verdad política, la verdad social; sus vicios y sus defectos; las posibles soluciones para alcanzar en los hechos la felicidad social, para consolidar la justicia y asegurar los beneficios de la libertad.

Institución de Trabajo

La idea del trabajo la encontramos presente en todos los actos de la vida masónica. Ya desde su lema: Ciencia, Justicia y Trabajo lo coloca en un lugar de privilegio en su escala de valores, y desde el punto de vista simbólico los masones modelan sus personalidades, para transformarlas en elementos útiles en la construcción de una sociedad perfecta.

Dentro del taller -lugar de trabajo- se aprende tanto el uso de las distintas herramientas, como el empleo del tiempo para un mejor rendimiento, desde el instante mismo en que se pone los pies en la logia. Se privilegia el trabajo, no por ser una maldición, sino como la forma de desarrollar armónicamente la personalidad humana poniendo en juego todas las potencialidades latentes al servicio de la creatividad.

Institución Formadora de Hombres.

Sustentada en su ideología profundamente humanista, la masonería aspira a formar hombres cultos, solidarios, fraternos, amantes del progreso, luchadores incansables tras la conquista de la paz, la justicia y la libertad, defensores de la dignidad y los derechos humanos.

La preservación de la libertad del hombre es su tarea primordial, así de este modo, defiende al individuo de la esclavitud, del servilismo espiritual y del abandono de la dignidad. La masonería aspira a que cada ser humano adquiera una personalidad de características propias y reconoce y defiende en él una conciencia autónoma.

Una característica propia de nuestro tiempo lo constituye la gravitación de las masas, la tendencia en que todo tiende a nivelarse, a uniformarse. La masonería trabaja en sentido contrario a la uniformidad, porque lo que anhela y pretende es la diferenciación, la individualización, la formación de recias personalidades responsables de sí mismas y de sus semejantes.

Institución Ética

Desde este punto de vista sostiene algunos principios que son rectores para los hombres libres, porque su vigencia crea las condiciones propicias para el desarrollo de una sociedad en respeto y libertad y una personalidad armonizada, sin conflictos y dueña de si misma. Algunos de esos principios son de vieja data aunque no siempre se han puesto en práctica; para la masonería el principio de libre pensamiento, es sagrado e inviolable. El de tolerancia, permite aceptar que quienes no piensan de igual modo, pueden tener razones de igual valor y que el disenso enriquece y no debe significar enfrentamiento. Los principios de autonomía de la razón, de libertad de culto y de conciencia, establecen las bases del respeto mutuo. La defensa de la enseñanza laica, el estado neutro y una moral independiente complementan y coronan las bases de una ética positiva y defensora de la personalidad humana.

En síntesis, la Masonería es una institución de este mundo, creada por los hombres e inserta en la sociedad humana; además de satisfacer las inquietudes sociales, espirituales y filosóficas de cada uno de sus miembros, su objetivo básico es el perfeccionamiento de sus integrantes, para lograr una fraternidad en su más amplio sentido y, como consecuencia, la convivencia, la paz y la felicidad del hombre en su paso por la tierra.

El progreso de la humanidad es su meta, y trabaja para constituir una sociedad de hombres libres e iguales, basada en la armonía de sus intereses, donde la libertad, el progreso y la justicia sean una realidad y no meras enunciaciones.

Óscar Pereira, O.·.E.·.
Ex-Gran Maestro de la Gran Logia de Chile

3 respuestas

  1. webmaster dice:

    La Masonería es una Asociación Universal, científica, filosófica, progresiva, civilizadora y filantrópica; es una concepción del hombre que requiere la búsqueda de finalidades éticas, orientadas por la trascendencia y según modalidades iniciáticas.

    Está integrada por hombres honrados, libres e independientes, observadores de las leyes de su país o del país en que se encuentren, unidos en familia por los vínculos de la Fraternidad y Solidaridad, resultantes de los principios de amor a la Humanidad y a la Verdad.

    Están regidos por los principios, doctrinas y reglas de la masonería Universal, esparcida por todo el mundo, y que no son del patrimonio ni del dominio absoluto de ninguna logia, potencia masónica o asociación de potencias masónicas particular, y cuya verdadera naturaleza no se agota en ningún período histórico, mientras exista al menos un hombre que comparta su doctrina.

    La Masonería tiene como objetivo un ideal de sociedad, cuyo fundamento último es aquello que une a todos los hombres por encima de sus diferencias y que a la vez permite el desarrollo pleno de las especificidades de cada individuo, al armonizarlas orgánicamente dentro del individuo o totalidad superior que es la Humanidad entera.

    En este sentido, es la única institución histórica que tiene como finalidad y razón de ser el cultivo en el hombre de su pura y completa humanidad.

    Sus objetivos no pueden ser alcanzados sin un profundo conocimiento del hombre en las diversas y concretas manifestaciones.

    La Masonería reconoce el derecho de los pueblos a ser libres y gobernados democráticamente, y proclama la inviolabilidad del Derecho Humano en todas sus manifestaciones.

  2. webmaster dice:

    La Masonería, llamada también Francmasonería, es una institución universal, esencialmente ética, filosófica e iniciática, cuya estructura tradicional la constituye un sistema educativo, tradicional y simbólico.

    Proclama al Gran Arquitecto del Universo como Principio Generador y como Símbolo Superior de su aspiración y construcción ética. No prohíbe ni impone a sus miembros ninguna convicción religiosa.

    Tiene por objeto la investigación de la verdad, el estudio de la moral y la práctica de la solidaridad; trabajar por el mejoramiento moral y material y por el perfeccionamiento intelectual y social de la humanidad, haciendo extensivos a todos los hombres los lazos fraternales que unen a los masones de todo el orbe.

    Como escuela de formación del ciudadano enseña a sus miembros a vivir honradamente, obedecer las leyes de su país, practicar la justicia, amar a sus semejantes y trabajar incesantemente por el bienestar d e la humanidad.

    Honra y dignifica el trabajo y lo considera como uno de los deberes más esenciales del hombre, por esto proscribe la ociosidad voluntaria y da a sus miembros él titulo de “obreros”.

    No es una secta ni es un partido político. Exalta la virtud de la tolerancia y rechaza toda afirmación dogmática y todo fanatismo. Aleja de sus Templos las discusiones de política partidista o de t odo sectarismo religioso.

    Trata de hacer de un hombre bueno, un hombre mejor. Sustenta los postulados de Libertad, Igualdad y Fraternidad y, en consecuencia, propugna la justicia social y combate los privilegios y la intolerancia.

    Los masones se reconocen entre sí como Hermanos. Se deben ayuda y asistencia, teniendo la obligación de practicar la solidaridad humana. Respetan la opinión ajena y defienden la libertad de expresión. Aman a su patria, respetan la ley y la autoridad legítima del país en que viven y en el que se reúnen libremente.

    La Masonería se empeña en el perfeccionamiento constante del hombre y de la sociedad a través de la práctica del amor, la solidaridad, la tolerancia, la justicia y la paz, todo ello para la Gloria del Gran Arquitecto del Universo.

  3. webmaster dice:

    La masonería es una institución esencialmente filosófica, filantrópica, mística, esotérica y orientada al progreso.

    Es FILOSÓFICA: Porque orienta al hombre hacia la investigación de las Leyes de la Naturaleza, invita al esfuerzo del pensamiento que va desde la simbólica representación geométrica hacia la abstracción metafísica, busca en la reflexión filosófica la penetración del sentido espiritual del movimiento de la historia, contempla en cada tiempo histórico las nuevas inspiraciones doctrinales y asimila de cada sistema filosófico lo que pueda significar el aporte al patrimonio de la verdad abstracta más allá del tiempo y del espacio.

    Decimos que es FILANTRÓPICA, porque practica el altruismo, desea el bienestar de todos los seres humanos y no está inspirada en la búsqueda de lucros personales de ninguna clase. Sus esfuerzos y recursos están dedicados al progreso y felicidad de la especie humana, sin distinción de nacionalidad, razas, sexo ni religión, para lo cual tiende a la elevación de las conciencias. Algunos escritores de la Orden, han expresado en frases sistemáticas, el espíritu Ecuménico que anime a la Masonería. Toda la especie humana es una sola familia dispersa por la faz de la tierra, todos los pueblos son hermanos y deben amarse unos a otros como tales.

    MÍSTICA Y ESOTÉRICA:
    Porque trata de desarrollar las facultades internas del ser, o subconscientes, generalmente dormidos para una mejor unión o armonía con lo absoluto.

    Agregamos que es orientada al PROGRESO porque enseña y practica la solidaridad humana y la absoluta voluntad de consciencia. La masonería tiene, por objeto la búsqueda de la verdad, desechando el fanatismo y abordando sin prejuicios, todas las nuevas aportaciones de la invención humana; estudia la moral universal y cultiva las ciencias y las artes. No pone obstáculo alguno en la investigación de la verdad.

    LA FRANCMASONERÍA: UNA FORMA DE VIDA:
    La fraternidad de los libres y aceptados Masones es la más grande, antigua y ampliamente conocida organización fraternal en el mundo. Varios volúmenes se han escrito al respecto, sin embargo, para muchos, la Francmasonería permanece en el misterio.